Planes de acción

Los niños son el futuro de nuestras comunidades, y su crecimiento y desarrollo nos afectan a todos. Nos corresponde a nosotros como comunidad marcar la diferencia en la vida de nuestros hijos. Nos corresponde a todos nosotros ayudar a mantener a los niños seguros y alejados del abuso y abandono. Podemos hacerlo como individuos y juntos como comunidad. Algunas veces es tan simple como hablar todos los días.

Ver a un adulto fuera de control maltratando a un niño es muy perturbador. Afortunadamente, hay cosas que puede hacer para ayudar.

  • Hable con el adulto para que desvíe la atención del niño. Diga cosas como:
    • Mi hijo también hace que me enoje, algunas veces.
    • Su hijo tiene unos ojos hermosos.
    • Los niños agotan, ¿no? ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar?
  • Distraiga al niño, si se está comportando mal, hablándole.
  • Busque la oportunidad de elogiar al padre, a la madre o al niño.
  • Ayude a un niño que esté en peligro. Por ejemplo, si el niño está solo en el carrito del supermercado, quédese con él hasta que el padre o madre regrese.
  • Evite criticar o ver de manera negativa porque lo más probable es que alimente la ira del padre o madre y empeore las cosas.

Puede convertirse en un líder comunitario promoviendo la prevención del abuso infantil, particularmente durante el mes de abril, que es el Mes de la Prevención del Abuso Infantil. Use los materiales en este sitio Web para que los esfuerzos en la prevención del abuso infantil tengan éxito en todos los aspectos de su comunidad.

¿Qué pueden hacer los maestros y los empleados de las guarderías?

Los maestros y los empleados de las guarderías son a menudo la primera línea de defensa de un niño. Usted tiene una función muy importante en sus vidas. A continuación le ofrecemos algunas ideas sobre lo que puede hacer para hacer hincapié en la importancia de la prevención del abuso infantil.

  • Copie e imprima las actividades para los niños para que se las lleven a sus casas.
  • Haga que los niños creen carteleras para la prevención del abuso infantil.
  • Designe un Día de Cinta Azul en la escuela.
  • Haga que su clase diseñe y haga cordones azules para usarlos y explíqueles que es el símbolo para la prevención del abuso infantil.
  • Ayude a «erradicar» el abuso infantil haciendo que los niños recolecten pares de medias nuevas para donárselas al Rainbow Room local o a la oficina de Servicios de Protección al Menor (CPS, por sus siglas en inglés).
  • Realice una recolección de ositos de peluche para el departamento de policía local o para un centro de promoción y defensa infantil para los niños en crisis.
  • Envíe información sobre la prevención del abuso infantil en las carpetas de tareas o en las boletas de calificaciones.
  • Haga que sus clases participen en el programa de Adopte una Trabajadora Social proveyendo ropa y otros artículos para los niños a los que sirven.
¿Qué pueden hacer los vecinos?

Los vecindarios deben ser lugares seguros y de respaldo donde los niños y las familias se desarrollen con éxito.

Como vecinos tenemos que poner de nuestra parte para aumentar las inversiones públicas y privadas en nuestros vecindarios. Haga un esfuerzo para conocer a sus vecinos. Aprenda a reconocer cualquier problema que pudiera resultar en abuso o abandono. Queda de nosotros proteger a los niños del abuso y el abandono.

¿Qué puede hacer usted?

  • Planifique una actividad para comer helado en su calle para conocer a sus vecinos.
  • Si usted ve a un niño menor de cinco años sin supervisión, deténgase y ayude a localizar a la persona que lo cuida.
  • Ofrezca ayuda a los padres solteros de su vecindario. Por ejemplo, sirva de niñera, cocine una comida o transporte a los niños.
  • Ayude a formar una casa segura para después de la escuela para los niños.
  • Sirva como voluntario en su escuela local, Rainbow Room, refugio para niños de la agencia de servicios sociales o la oficina de CPS (Servicio de Protección Infantil).
  • Sirva como mentor a un joven de su comunidad.
  • Lleve a cabo un juego de baloncesto, pelota o fútbol para fomentar las relaciones entre los niños del vecindario.
  • Comience un grupo de juegos en su vecindario.
¿Qué pueden hacer las comunidades religiosas?

Muchas veces las organizaciones de mayor influencia en las comunidades son las instituciones religiosas. Las iglesias, templos, sinagogas, mezquitas y otros grupos religiosos tienen una función importante en ayudar a las familias y los niños que están en riesgo de abuso infantil. Los líderes espirituales pueden añadir sus voces para evitar el abuso y el abandono.

  • Copie y distribuya materiales de este sitio Web en las escuelitas de domingo de las iglesias y en el boletín de la iglesia.
  • Ofrezca ayudar a la congregación y a los miembros de la comunidad que necesitan un alivio a corto plazo de las responsabilidades de brindar cuidados y de servir de hogares de crianza.
  • Tenga un programa de mentores que funcione individualmente con los niños y las familias y que brinde modelos positivos a seguir.
  • Entrégueles a los padres información sobre el desarrollo infantil, el estrés de ser padres y los recursos disponibles en la comunidad.
  • Comparta información con sus miembros sobre las líneas telefónicas de ayuda y cómo reportar el abuso y el abandono infantil.
  • Patrocine programas que funcionen después de horas escolares y entrenamientos de seguridad para los niños.
  • Colabore con su Children's Advocacy Center (Centro de Defensa de los Niños) o con la junta de bienestar infantil para celebrar una reunión informativa sobre la prevención del abuso infantil y/o sobre cómo convertirse en padres de crianza.
  • Entrene a los líderes religiosos y laicos para reconozcan el abuso y el abandono infantil, para que trabajen con las víctimas y sus familias y para hacer las recomendaciones correspondientes a profesionales.
  • Cree un currículo para padres e hijos como parte de la educación y actividades de promoción comunitaria de la iglesia.
  • Cree un programa de entrenamiento para jóvenes en su congregación que deseen cuidar niños.
  • Celebre a los niños y sus familias con una actividad de un día familiar.
  • Lleve a cabo una campaña para recolectar libros y donarlos a su Rainbow Room o refugio de niños local.
  • Organice una fiesta en espera de bebés para recoger pañales, fórmula, asientos infantiles para automóviles y otros artículos para las familias necesitadas, incluidas las familias de crianza. Contribuya estos artículos a su Rainbow Room o a la oficina de CPS locales.
  • Participe en el programa  Adopte un Trabajador Social (Adopt-A-Caseworker). Contacte a su oficina de CPS o especialista comunitario local para más informaciónParticipe en el programa Adopt-A-Caseworker (Adopte a un Trabajador de Casos).
Deportes

El entrenamiento centrado en el niño es una filosofía que enfatiza la importancia de ayudar a los niños pequeños a desarrollar una imagen general positiva de sí mismos a través de los deportes. «Trabaje lo más posible para hacer lo mejor que pueda» es el mensaje que, cuando se transfiere a otros aspectos de la vida, verdaderamente ayudará a los niños a divertirse y a sentirse como ganadores.

Por qué los niños juegan deportes

  • Diversión.
  • Aprender y mejorar destrezas.
  • Estar con amigos y hacer nuevos amigos.
  • Sentir emoción.
  • Sentirse exitosos o como ganadores.
  • Ejercitarse y tener buena condición física.

Por qué los niños dejan los deportes

  • Muy poco tiempo de juego.
  • Reciben críticas e insultos.
  • Disparidad física.
  • Estrés.
  • Se sienten fracasados o como perdedores.
  • Mala organización.

Entrenador centrado en el niño

  • Entiende que el niño es la razón principal para jugar el deporte.
  • Fomenta el ganar como un sentimiento: ganar es saber que diste tu mejor esfuerzo.
  • Halaga a los jugadores por su participación.
  • Es cuidadoso al tocar al niño y respeta la privacidad del cuerpo del niño.
  • Motiva a los jugadores a respaldar continuamente y de manera positiva a todos los integrantes del equipo.
  • Usa el tiempo de juego equitativamente para darles a todos oportunidad de brillar.
  • Crea una atmósfera que hace que el juego sea divertido.
  • Espera que el niño haga sólo tanto como sea apropiado según su edad.
  • ¡Establece expectativas y normas de conducta claras que fomentan el éxito y la camaradería!
  • Anima a que se comporten debidamente usando halagos, tocando apropiadamente y usando privilegios.
  • Trata a los jugadores con respeto cuando los disciplina.
  • Les enseña a los jugadores cómo expresar y lidiar apropiadamente con los sentimientos de molestias.
  • Sabe que los niños buscan de sus entrenadores un modelo y ejemplo.
Reporte el abuso, el abandono y la explotación

El Departamento de Servicios para la Familia y Protección de Texas (DFPS, por sus siglas en inglés) tiene un lugar central donde hacer el reporte de:

  • Abuso y abandono infantil.
  • Abuso, abandono, autoabandono y explotación de los adultos mayores con discapacidades que viven en casa.
  • Abuso de niños en lugares de cuidado de niños o centros de tratamiento.
  • Abuso de adultos y niños que están en instituciones del estado o que reciben ayuda de programas para personas con enfermedades mentales o discapacidades intelectuales administrados por el Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas (DSHS) o el Departamento de Servicios para Adultos Mayores y Personas Discapacitadas s de Texas (DADS).

Las leyes de Texas dicen que cualquier persona que piense que un niño, una persona de 65 años de edad o mayor o un adulto con discapacidades está siendo abusado, es víctima de abandono o explotación, tiene la obligación de reportarlo al DFPS. Una persona que reporte de buena fe el abuso está inmune de una demanda civil o acusación criminal. El DFPS mantiene en confidencialidad el nombre de la persona que hace el reporte. Cualquier persona que no reporte una sospecha de abuso pudiera ser encontrada culpable de un delito menos grave o un delito grave. Los límites de tiempo para investigar los reportes se basan en la gravedad de los alegatos. El reportar una sospecha de abuso infantil hace posible que la familia pueda conseguir ayuda.

Si usted sospecha que está ocurriendo abuso infantil, puede reportarlo llamando al 1-800-252-54001-800-252-5400 las 24 horas del día, los siete días de la semana en toda la nación. O visite www.txabusehotline.org y repórtelo usando nuestro sitio Web seguro, y recibirá una respuesta dentro de 24 horas. No podemos aceptar por correo electrónico los reportes de sospechas de abuso o abandono. Más información sobre reportar el abuso y la negligencia en www.dfps.state.tx.us.