Participación corporativa

Negocios que ayudan a las familias

Lo que es bueno para las familias es bueno para los negocios.

A la larga, prevenir el abuso y el abandono infantil ayuda a las compañías a administrar los costos de la atención médica y a promover una fuerza laboral más fuerte. Las investigaciones demuestran que cuando los niños abusados y abandonados crecen tienen mayores probabilidades de presentar problemas médicos, como depresión, abuso de sustancias, diabetes y enfermedades cardíacas. Además, un lugar de trabajo orientado hacia la familia ayuda a los empleadores a atraer y a retener a los buenos empleados y a cortar los gastos de reclutamiento y entrenamiento.

Un lugar de trabajo que preste apoyo puede ayudar a aliviar la tensión de tener que balancear los deberes del trabajo y la familia, lo que para muchos padres en situación vulnerable puede marcar la diferencia en la prevención de disfunciones familiares, crisis nerviosas, abuso y abandono. Hay muchas maneras en las que los negocios, grandes y pequeños, pueden ayudar a prevenir el abuso infantil.

  • Apoye o contribuya a las organizaciones estatales y locales que fortalecen a las familias y ayudan a los niños.
  • Contribuya espacio para reuniones para ofrecer clases de crianza.
  • Ofrezca servicios de impresión en especie.
  • Ofrezca servicios profesionales.
  • Promueva el voluntariado.
  • Ofrezca licencias pagas para los voluntarios que participen en actividades para ayudar a las familias y a los niños.
  • Adopte un programa para niños durante todo el año en vez de hacerlo sólo durante la temporada navideña.
  • Ofrezca regalos y contribuciones para ayudar a los niños y a las familias.
  • Cree políticas orientadas hacia la familia que les permitan a los padres hacer de sus hijos una prioridad. Esto podría incluir un horario flexible para que los padres puedan ir a la escuela a recoger a sus hijos.
  • Provea cuidado infantil en el lugar de trabajo o indíqueles a los padres en dónde pueden conseguir cuidado infantil de calidad.
  • Ayude a correr la voz en su publicidad y los empaques de sus productos con mensajes que fortalezcan a las familias.
  • Participe en las actividades del Mes de la Prevención del Abuso Infantil cada abril, designe un Día de Cinta Azul, participe o ayude a patrocinar un carrera de 5 millas o un festival familiar, etc.
  • Realice talleres para la reducción del estrés, habilidades para la crianza y mantenimiento del balance entre el trabajo y el hogar.

Fuente: Prevent Child Abuse America