Al ritmo de los blues del baño

Bañar a su niño es una necesidad, pero no deje que se convierta en una batalla. Siga estos 10 pasos para asegurarse que su hijo está feliz y limpio…son dolores de cabeza.

Antes

bebé en una bañera
  • Anuncia clara y frecuentemente que se acerca la hora del baño. A los niños no les gusta que les sorprendan con cambio de actividades. Si conocen la rutina es menos probable que hagan una escena.
  • Asegúrese de que hay alfombras en el suelo para evitar resbalones.
  • Compruebe que el agua no es demasiado caliente o fría para su hijo.
  • Asegúrese que tiene cerca todo lo que necesita: champú, toallas, jabón.

Durante

  • A veces a los niños no les gusta que les laven el pelo porque tienen miedo del agua en cabeza o cara, o que les entre champú en los ojos. Use toallitas o pequeñas tazas para verter el agua en lugar de la alcachofa de la ducha. Use un champú que no irrite los ojos del niño. Ayúdeles a proteger su cara. Usted puede dejarles que la vean cuando se lava el pelo para que sepan lo que sucede cuando cierran los ojos.
  • Hable con calma durante el proceso del baño: "Ahora tenemos que jabonar tu espalda," o "ahora voy a verter algo de agua, así que cierra los ojos." Deje que su hijo haga tanto como le sea posible por sí mismo.
  • Cante y juegue con los juguetes de baño. ¡Diviértase!
  • Supervise siempre a su hijo cuando esté cerca de cualquier cantidad de agua.

Después

  • Anuncie claramente de nuevo cuando se terminará el baño.
  •  Haga que el niño le ayude a recoger los juguetes de baño o a vaciar el agua de la bañera, para que también aprenda la rutina de la limpieza.

Para más información

Vea una escena del programa de televisión Supernanny, donde una mama real aprende a mantener el tiempo del baño bajo control.