Comunicación: usted y su pareja

La crianza de los hijos es un esfuerzo de equipo entre usted y su esposa o compañera. Siga estos consejos de comunicación para una relación sana de forma que usted y su pareja puedan ser padres eficaces.

Una familia feliz en la playa

  • Cuando hable acerca del niño, diga "nuestro hijo," no "mi hijo" o "tu hijo."
  • Regularmente programe tiempo para pasarlo con su pareja. Puede ser tan sencillo como dar un paseo o disfrutar de un pasatiempo juntos. Esto mantiene su relación fuerte. Si no puede disponer del cuidado en el que puede confiar para su hijo, pasen tiempo juntos después de que su hijo se haya dormido.
  • Use una comunicación no verbal. Un toque o un abrazo es una gran forma de expresar su agradecimiento.
  • Sea un buen oyente. Cuando su pareja hable, mírela a los ojos y esté quieto. Túrnense hablando y no interrumpa.
  • Apoye a su pareja. Si él o ella le piden ayuda extra, préstesela.
  • Enfoquen la crianza como un equipo unido. Trate temas como equipo. Cuando ustedes dos se comunican con su hijo, apóyense al hablar. Si los dos envían dos mensajes diferentes, el niño estará confundido y no sabrá a qué padre prestar atención.
  • Recuerde: ¡su hijo aprende a comunicarse con otros imitándole a usted!

Durante peleas

  • No dañe nunca físicamente a su pareja.
  • Vigile su lenguaje y tono. No use palabrotas, sarcasmo o insultos. Hable calmadamente y con consideración.
  • Las guerras comienzan por mala comunicación. Use palabras claras y directas. Cuando su pareja dice algo, repítalo ("De acuerdo, déjame asegurarme de que lo entiendo. Me dices que..."). Use frases en primera persona y hable solamente de la situación actual (“Estoy frustrado porque...") en lugar de segunda persona acerca de peleas pasadas ("Eres siempre tan...").
  • Las acciones deben ser eco de las palabras. Si usted dice "No estoy enfadado," y entonces cruza los brazos, está enviando un mensaje confuso que podría empeorar la pelea.
  • Sea constructivo. Cuando trate de resolver un problema, tenga sugerencias. Evite quejarse y permanecer en silencio.
  • Tómese tiempo para respirar y aléjese de la pelea si lo necesita.
  • Si no están de acuerdo, no es problema. Sea respetuoso y reconozca que la otra persona tiene derecho a su opinión. Termine las conversaciones cortésmente, incluso si está enfadado.

Para más información

Descargue e imprima Creando comunicación en su familia, una hoja de consejos en color de nuestra Biblioteca de recursos para padres.