Mantenga a sus hijos seguros en línea

Usar Internet y tecnología puede ser divertido, conveniente y educativo para los niños... ¡si se usa correctamente! Pero, sus hijos necesitan su ayuda para estar seguros en línea – lo mismo en casa que en la escuela.

Uno de los peligros es el "acoso cibernético" – usando tecnología para atemorizar, amenazar o intimidar – y es más común entre los niños que lo que usted piensa. Otro es "actividades peligrosas por desconocidos," y es tan importante para sus hijos ser conscientes de ello cuando están en línea o en el mundo real. El acoso cibernético se refiere a mensajes crueles o amedrantadores enviados a usted a través de dispositivos digitales y en línea. También puede producirse a través de juegos en línea. El acoso cibernético incluye enviar, anunciar o compartir contenido negativo, dañino, falso o perverso acerca de alguien. También puede incluir compartir información personal o privada para causar vergüenza o humillación. Estos mensajes pueden ser enviados por personas que usted conoce. También pueden enviarse anónimamente.

Padre e hijo mirando tablet PC

Lo que los padres pueden hacer en casa

  • Ponga límites en qué páginas web pueden visitar sus hijos y durante cuánto tiempo. Use controles paternos o filtros para imponerlos.
  • Mantenga las computadoras en áreas comunes de la casa de forma que pueda controlar el uso por sus hijos.
  • Note si hay un cambio en el humor de su hijo. Trate de determinar si estos cambios suceden alrededor del uso por su hijo de dispositivos digitales.
  • Entienda cómo funcionan los medios sociales: FacebookTwitter, Whatsapp, etc. Averigüe cuáles usan sus hijos.
  • Si su hijo recibe mensajes amenazadores, imprímalos y guárdelos como evidencia documentada, en caso que tenga que presentar un informe a la policía.
  • Si le preocupa la actividad peligrosa en línea implicando a su hijo, notifíqueselo a la policía y a los consejeros de la escuela. La mayoría de las plataformas de medios sociales y escuelas tienen políticas y procesos claros de presentación de informes. Si un compañero de clase está acosando cibernéticamente, repórtelo a la escuela. Usted también puede hacer que retiren el contenido ofensivo de las plataformas.
  • Sea siempre un oyente comprensivo. Asegúrese de que su hijo sepa que usted es una persona segura a la que puede ir con preguntas o problemas. No amenace con quitarle la tecnología como castigo, porque eso enseñará a los niños a esconder los teléfonos o computadoras.

Lo que los padres pueden decir a los niños

  • Hable acerca de lo importante que es mantener privada la información personal. Enseñe a sus hijos a no dar nunca sus nombres, números de teléfono, direcciones o fotografías a personas que no conocen y de las que no están seguros.
  • Hable acerca de lo importante que es pensar antes de anunciar algo en línea. Pídales siempre que comprueben su humor. ¿Están molestos o enfadados? Hable acerca de nunca enviar un mensaje o anuncio en una página de medios sociales cuando uno está enfadado. Las personas no siempre toman buenas decisiones cuando están estresados o enfadados. Si tiene que hacerlo, llame a alguien o cálmese antes de ir en línea.
  • Hable acerca de lo importante que es pensar antes de anunciar o enviar un mensaje. Ningún mensaje en línea está verdaderamente seguro o es privado. Si no quisieras que lo viera o leyera tu abuela, probablemente no debieras enviarlo.

Lo que los niños pueden hacer para estar seguros

  • Ignora a extraños o cualquier persona que te está acosando cibernéticamente o a través de mensajes. No tengas nunca un contacto personal con alguien que no conoces.
  • Si recibes mensajes de desconocidos o mensajes de personas que sabes suenan como acoso, ¡no los borres o envíes a otros niños! Muéstraselos a tus padres o una persona adulta en la que confías. Si alguna vez te sientes incómodo o en peligro por cualquier causa, díselo a un padre o persona adulta en la que confías.
  • Haz que una persona adulta de confianza te ayude a bloquear o reportar personas o mensajes ofensivos.

Lo que los niños pueden hacer para estar seguros en línea

  • Escoje tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico cuidadosamente. Los expertos recomiendan una combinación de letras y números. 
  • Mantén privada la información privada. La mayoría de personas de confianza y compañías no te pedirán información privada excepto en circunstancias especiales como en las compras en línea. Comprueba con un padre/tutor si no estás seguro. Ejemplos de información privada que el público no debiera ver:
    • Tu nombre completo
    • Cualquier tipo de fotografía (¡incluso de tu mascota!)
    • Tu ubicación actual (fotografías pueden incluir datos de localización en ellas)
    • Direcciones de tu casa y escuela o las direcciones de cualquiera de tu familia y amigos
    • Números de teléfono
    • Número de la Seguridad Social
    • Contraseñas
    • Nombres de miembros de la familia
  • Números de tarjetas de crédito.
  • Lee los términos y condiciones de cada aplicación y página web a la que quieres suscribirte. Si hay algo que no entiendes, pregunta a un adulto. Comprueba si la aplicación o página web tiene un requisito de edad; algunas aplicaciones y páginas web requieren que los usuarios tengan al menos 13 años de edad.
  • Si no reconoces al que te envía un documento o archivo que necesita descargarse, bórralo sin abrirlo. El mensaje podría contener un virus o programa malicioso. Instala un programa contra virus en tu computadora.
  • Mantén tus dispositivos seguros. No dejes a otras personas usar tu teléfono a menos que estés con ellas. No dejes tu teléfono donde alguien pudiera usarlo y pon tu computadora o tableta en un lugar seguro cuando no los uses. No facilites que otras personas ganen acceso a tu información personal.

Para más información