¡Prepárese para leer!

Los niños están llenos de energía y curiosidad, y conectar con ellos a través de la lectura es fácil. Desarrolle sus mentes en crecimiento facilitándoles las habilidades de lectura que necesitan en su vida. Siga estos consejos para para una experiencia divertida, relajante y educativa.

Mom reading to her daughter

Preparando una casa para libros

  • Guarde los libros de sus hijos en un lugar donde puedan alcanzarlos fácilmente.
  • Vaya a la biblioteca o librería con su hijo y explore la sección para niños. Mire a los libros que le llaman la atención a su hijo, con fotografías en color o páginas con texturas o solapas.
  • Deje que su hijo le vea leer en la casa. ¡Él/ella querrá seguir su ejemplo!

Cómo leer con su hijo

  • Lean juntos cada día. ¡Justo antes de irse a la cama es un tiempo perfecto!
  • Lea el libro que su hijo quiere leer, incluso si es el mismo una y otra vez. Conocer una historia favorita de memoria ayuda a un niño a aprender memorización, reconocimiento de palabras y orden lógico.
  • Use voces diferentes para diferentes caracteres y use expresión.
  • Deje que su hijo de vuelta a las páginas.
  • Señale las imágenes y haga preguntas a su hijo sobre lo que pudiera suceder a continuación.
  • Trace letras sobre la página con su dedo. Haga que su hijo la imite.
  • Incluso si su hijo no puede estarse quieto, siga leyendo en alta voz durante un rato. El niño puede escuchar mientras está de pie o juega con algo, y le enseñará que los libros son parte de la rutina de ir a la cama.
  • Hable a su hijo cuando termine el cuento. Vea qué opiniones tiene acerca del mismo.

Cuando va de un lado para el otro

  • Señale cosas y diga sus nombres y palabras relacionadas: "¿Ves al perro? ¡El perro dice, guau guau!"
  • Indique palabras en señales, carteles y camisetas y pregúntele qué letras ve.
  • Canten junto la canción del alfabeto.
  • Lleve un libro para leer juntos cuando espere en la oficina del médico o en las colas de los supermercados.

Para más información