Tiempo de pantalla: cómo establecer límites

Aparte de dormir, el uso de los medios de comunicación es la actividad líder para niños y preadolescentes hoy, que pasan más tiempo con las pantallas que en la escuela. Estas pantallas están en todas partes al mismo tiempo - TV, teléfonos, iPads, juegos de vídeo – y si bien pueden ser divertidos y educativos, los estudios también han encontrado aspectos negativos. Con cada hora extra de pantalla no controlada, los niños se vuelven menos imaginativos, menos capaces de centrarse o reconocer las emociones humanas, menos capaces de dormir normalmente, menos sanos físicamente, más agresivos y peores estudiantes.

Aunque no es realístico el prohibir todo el uso de la tecnología de pantalla especialmente desde que el trabajo de la escuela a menudo se hace en línea o con computadoras, la Academia Americana de Pediatría recomienda solamente de 1-2 horas de entretenimiento de pantalla al día. Usted puede usar los siguientes consejos para ayudar a su familia a implementar un plan de uso para el tiempo de pantalla de su hijo:

Prepare la escena

  • Hable a sus hijos (Talk to your kids) – Sea abierto acerca de sus inquietudes  y por qué está implementando reglas. El entender por qué tiene inquietudes acerca del tiempo de pantalla es crucial para enseñar a sus hijos a regularse algún día. Y es importante para ellos el ser conscientes de algunos de los aspectos negativos de los aparatos electrónicos e Internet, tales como violencia en juegos y películas, el acoso y los mensajes de contenido sexual en los medios sociales, antes de que se los encuentren. Si usted es el que les habla acerca de estas cosas usted tiene más probabilidad de ser la persona con la que hablen cuando se las encuentren.
  • Haga reglas y aténgase a las mismas – Establezca ciertos días, horas o condiciones para el tiempo de pantalla de entretenimiento y no deje que interfiera con el tiempo de hacer las tareas.
  • No permita TV o tecnologías de acceso a Internet en el cuarto de sus hijos- Manténgalas en áreas comunes donde usted pueda ver lo que están mirando y cuándo.
  • No permita tiempo de pantalla durante las comidas o antes de ir a la cama - Use estos momentos para hablar acerca del día de todos los demás.
  • Entienda que no todo el tiempo de pantalla es lo mismo – Jugar juegos de vídeo durante una hora es diferente de las chalas en vídeo con la abuela durante una hora. Ver la TV es diferente de escribir una historia en una computadora. Discuta estas diferencias cuando establezca las reglas del tiempo en pantalla en casa.
  • Haga que su hijo proponga reglas justas para el uso de la tecnología – Escríbalas, haga que todos las firmen y colóquelas donde todos puedan verlas. Esto ayudará a sus hijos a controlarse.
  • No use tiempo de pantalla como recompensa o castigo (Don't Use Screen Time as Reward or Punishment) – Este tipo de práctica hace que TV/dispositivos parezcan incluso más importantes a los niños.
  • Prepárese para explicar diferentes límites de tiempo de pantalla (Be ready to explain different screen-time limits) – Después de que sus hijos hayan visto TV durante horas en la casa de un amigo, se preguntarán por qué sus reglas son diferentes. Éstas son oportunidades para tener conversaciones con sus hijos acerca de cuáles son los valores de su familia.
  • Aliente variedad (Encourage variety) – Si bien usted quiere limitar el tiempo de pantalla total, vigile también que sus hijos no estén obsesionados en un juego o siempre en una plataforma particular de medios sociales o sentados en el sofá enfrente de la TV todo el día.

Haga su parte

  • Vea TV y películas juntos. Hable acerca de lo que están viendo y cómo se compara a lo que son los valores de la familia.
  • Hable a su hijo acerca del acoso cibernético. Discuta las cosas inapropiadas para enviar por texto y recibir.
  • Use tecnología para cambiar comportamientos. Grabe los programas de TV que su hijo quiere ver de forma que no esté buscando canales interminablemente cuando está aburrido. Use el botón de pausa en la pantalla para que pueda hablar acerca de lo que están viendo juntos. Obtenga vídeos de gimnasia o juegos de vídeo y haga que todos participen. Los audiolibros son también formas excelentes de usar los medios y la imaginación al mismo tiempo.
  • Monitoree el plan de datos que tiene para su familia. Clarifique a su hijo que usted está controlando las facturas y contenido del teléfono e Internet.
  • Edúquese. Como padre, usted necesita familiarizarse con los sitios de medios sociales en los que sus hijos están interesados y cómo funcionan, y lo que los expertos dicen acerca de calificaciones para TV, películas y juegos. Common Sense Media tiene más de 8,000 revisiones de un agama de medios: películas, programas de TV, música, vídeos, páginas web, libros y revistas. Los revisores miran a los medios desde el punto de vista de desarrollo del niño. Vea medios de sentido común.
  • Aprenda a decir no. Si su hijo tiene pesadillas después de ver una película de miedo, o se queja de que todos sus amigos juegan a un juego que usted sabe tiene mucho contenido violento o sexual, repita sus reglas y por qué las implementa. No se sienta presionado a dejar que su hijo haga algo por pensar "otros padres lo hacen," o ya son “bastante mayores."

¡Y... Acción!

  • Manténgase en forma. De un equipo favorito de deporte, a una práctica de baile, a correr por el vecindario, su hijo necesita actividad física para estar contento y sano. Déjele escoger algo en lo que está interesado y manténgase firme.
  • Haga que su hijo participe en la comunidad. El trabajo voluntario regular o una actividad de club crearán una apreciación de ayudar a otras personas.
  • Sea un buen ejemplo para sus hijos. Puede que no le escuchen si dice, "Guarda el teléfono cuando estés en la mesa," pero REALMENTE no escucharán si usted está enviando un mensaje de texto al mismo tiempo.

Para más información