Niños con necesidades especiales: una guía rápida para padres

Los niños con necesidades especiales son aquellos que tienen retos mentales, físicos de desarrollo o de salud. Ser un buen padre para ellos es también un gran reto, pero uno que viene con recompensas bien ganadas. Siga leyendo para consejos en su gestión diaria.

Una mamá abraza su hijo que tiene necesidades especiales
  • Mantenga rutinas y rituales flexibles. Las familias que tienen niños con necesidades especiales necesitan estructura en sus días, pero con suficiente espacio para maniobrar manejando emergencias que pueden surgir. Muestre un calendario familiar, ponga despertadores, y esté listo con planes alternativos.
  • Tenga buen sentido del humor. Una actitud positiva le ayudará a superar días tanto fáciles como difíciles.
  • Encuentre el apoyo adecuado. Usted puede encontrar que personas que no tienen hijos con necesidades especiales no son muy comprensivas. Conteste las preguntas de las personas, pero ignore comentarios crueles y miradas. Es importante encontrar a personas que le apoyen en sus altibajos. Localice a otros padres de hijos con necesidades especiales en su comunidad para apoyo y consejo.
  • Juegue y diviértase con su hijo. Cree hermosos recuerdos fuera de hospitales y oficinas de terapeutas.
  • Esté preparado. Cuando salga de casa, lleve consigo una bolsa de suministros de emergencia, sepa dónde están las salidas de los cuartos de baño y tenga siempre un plan de respaldo. Si su hijo tiene una crisis en un lugar público, usted estará preparado.
  • No compare a su hijo con otros. Su hijo con necesidades especiales se desarrolla a su propio paso. Incluso si su hijo no domina algunas cosas, recuerde que las personas con discapacidades tienen diferentes habilidades de otras formas, justo como todo el mundo.
  • Confíe en usted al tomar la decisión correcta. Usted tendrá que hacer frente a algunas decisiones difíciles. No tenga miedo de luchar por lo que es justo. Usted es quien conoce a su hijo mejor.
  • Asegúrese que su hijo participa como todos los demás. Ayude a su hijo a hacer amigos y aliénteles a practicar arte y deportes, y celebrar reuniones de cumpleaños y citas de juegos con chicos en la escuela. Evite el acoso en la escuela siendo consciente de las actividades de su hijo. Invite a los profesores de su hijo a casa para cenar y conocerles, ofrezca sus servicios en la biblioteca de la escuela o ayude a acompañar en excursiones.
  • Mire a sus otros hijos. Los hermanos de un niño con necesidades especiales son olvidados a menudo, lo que puede causar resentimiento. Deles atención individual y sea justo en las reglas de la casa para no favorecer a un hijo sobre otro.
  • Saque tiempo para su matrimonio. Criar a los hijos y el matrimonio son ambos trabajo duro, y ¡usted necesita cuidar de ambos si lo va a hacer bien!
  • Cuídese. Mantenga sus aficiones o placeres simples, como escuchar su música favorita o ir de compras. Busque ayuda profesional si la necesita. No sienta que tiene que ser un super-héroe en todo momento. Usted es un padre como cualquier otro simplemente tratando de llegar al final del día.
  • Crea en su hijo. Use lenguaje y palabras motivadoras. Su hijo notará su actitud y se esforzará en ser todo lo mejor que pueda ser.

Para más información