Ayude a su adolescente a dejar el hábito de enviar mensajes de texto mientras conduce

¿Sabía usted que enviar menases de texto mientras conduce es más peligroso que conducir borracho? En el 2010, conductores distraídos mataron a 3.000 personas, y es un problema particularmente mortal para adolescentes. ¿Cómo puede hacer que su adolescente deje el hábito?

Mensajes de texto de niña adolescente mientras conduce
  • Su coche, sus reglas. Algunas ciudades tienen leyes en vigor contra enviar mensajes de texto mientras se conduce, pero usted debería imponer claramente su ley familiar con su hijo adolescente: Quienquiera que conduce no puede tocar el teléfono. Si tiene prueba de que envía mensajes de texto mientras conduce, quítele las llaves.
  • Sea consciente del hábito de su adolescente. Observe sus hábitos de conducción cuando usted está con él en el coche.
  • Existe una aplicación para eso. Busque aplicaciones de teléfono que ayudan a controlar el comportamiento de su adolescente. Algunas aplicaciones pueden bloquear el teléfono cuando el dispositivo está en movimiento o controlar la actividad del teléfono para que usted la compruebe más tarde.
  • De buen ejemplo. ¡Asegúrese que no conduce y envía mensajes de texto! Haga saber a su familia y amigos las leyes de la carretera. Si la gente allegada a usted no sigue estas reglas, no permita que sus hijos monten con ellos en el coche.
  • Practique prevención. Si su adolescente no puede resistir tocar el teléfono mientras conduce, enséñele a guardarlo en el asiento de atrás o en el maletero donde no puedan alcanzarlo.
  • Recuerde: No hay “forma segura de textear y conducir." Las intersecciones son los lugares más peligrosos durante su conducción, y la gente distraída que envían textos en las luces rojas de parada frecuentemente no miran en las cuatro direcciones.
  • Haga que su adolescente piense en las consecuencias. Hable acerca de lo que usted como familia tendrá que sufrir, si envían mensajes de texto, conducen y mueren – de las emociones de cada individuo en la familia, a la logística de la policía, hospitales y funerales. Pregúnteles que tipo de funeral les gustaría para ellos y escribe los detalles con ellos. Hágalo una discusión muy seria, y su adolescente entenderá la realidad del comportamiento arriesgado.
  • Pregunte a su adolescente, "¿Merece la pena morir por ese texto?" Ningún mensaje, emoticón o "LOL" puede ser una razón comprensible para un accidente.

Para mayor información