Pasos para utilizar el tiempo fuera

Cuando los niños se portan mal y los padres tratan de corregirles, puede perderse el control de sentimientos y emociones. Un tiempo fuera permite a los padres e hijos tiempo para calmarse. Los pasos a continuación pueden usarse para tiempo fuera. Recuerde que ayuda practicar lo que sucederá en un tiempo fuera con su hijo antes de que necesite usarlo para parar el mal comportamiento.

padre dando el tiempo fuera a su hijo

Cinco Pasos para Tiempo Fuera

  1. Compruebe el comportamiento y de una advertencia. Mire a cualquiera que sea el mal comportamiento que su hijo hace. Si su hijo se comporta de una forma que requiere un tiempo fuera (como no seguir instrucciones), dele un aviso de tiempo fuera. Comunique a su hijo con voz tranquila que irá a tiempo fuera si se sigue portando mal. Por ejemplo, si le dice a su hijo que guarde sus juguetes y él no le escucha, usted pudiera decir, “Si no guardas tus juguetes te vas a ganar un tiempo fuera.” Espere 5 segundos. Si su hijo sigue las instrucciones después de la advertencia, felicítele. Usted pudiera decir, “¡Realmente me gusta cuando escuchas y recoges tus juguetes como te pedí!” Si su hijo se sigue portando mal, es hora de implementar un tiempo fuera. Cumpla siempre con el tiempo fuera cuando de la advertencia y su hijo no haga lo que usted le dijo que hiciera.
  2. Dígale a su hijo por qué. Dígale a su hijo que va a recibir un tiempo fuera y por qué. Dígale a su hijo, “Tienes que ir a tiempo fuera, porque tu…” Usted debiera decir esto solamente una vez. Dígalo con voz calmada pero firme. Cuando le diga a su hijo por qué va a tiempo fuera:
    • NO sermonee, regañe o discuta.
    • NO acepte ninguna excusa.
    • NO hable a su hijo mientras le lleva al sitio de tiempo fuera.
    • Ignore los gritos, protestas y promesas de ser bueno.
  3. Haga que su hijo se siente en tiempo fuera. Si su hijo rehúsa ir a tiempo fuera, condúzcale de la mano o cójalo con seguridad y llévelo al espacio designado para tiempo fuera. Cuando llegue al espacio de tiempo fuera, dígale que se siente. Dígale que se quede en el espacio de tiempo fuera hasta que le diga que se puede levantar. Cuando su hijo está en tiempo fuera:
    • NO deje que nadie le hable.
    • NO le deje jugar con nada.
  4. Hacer que los niños se sienten en tiempo fuera es a veces más fácil dicho que hecho. Los niños a menudo no quieren sentarse en tiempo fuera. Si su hijo se sale del espacio de tiempo fuera, póngale allí de nuevo. No hable con su hijo cuando le ponga allí de nuevo en el espacio de tiempo fuera. Cuando use por primera vez tiempo fuera, puede que tenga que volver a su hijo para tiempo fuera varias veces. Si usted es consistente en poner a su hijo de nuevo en el espacio de tiempo fuera cada vez que se levanta y limitar la atención que le dé a su hijo durante el proceso, usted notará que los tiempos fuera son más fáciles con el tiempo. Esto requiere mucha paciencia y no es fácil. Recuerde que su hijo está tratando salir del tiempo fuera y está haciendo todo lo que puede para conseguirlo. A veces los padres tienen que estar de pie en el espacio de tiempo fuera para que el niño se siente. Esto está bien; simplemente limite sus interacciones con su hijo. No le hable o le preste atención.
  5. Termine el tiempo fuera. El tiempo fuera normalmente dura entre 2 y 5 minutos para niños pequeños y preescolares. Una buena regla de oro es dar un minuto de tiempo fuera por cada año de la edad del niño. Esto significa que un niño de dos años debiera sentarse durante 2 minutos, y uno de tres años durante tres.

Su hijo debiera estar callado antes de dejar el espacio de tiempo fuera. Escuche durante 5 segundos de silencio hacia el fin del tiempo fuera. Cuando su hijo está callado durante 5 segundos al final del tiempo fuera, dígale que puede levantarse. Si su hijo recibió tiempo fuera por romper una regla de la familia o pegar o hacer algo peligroso, puede que quiera recordar al niño del comportamiento que usted espera. Por ejemplo, puede decir, “Recuerda nuestra regla: guarda tus manos y pies para ti mismo.”

Si el tiempo fuera fue por no seguir su instrucción, repita la instrucción. Su hijo necesita seguir sus instrucciones, incluso después del tiempo fuera. Si su hijo todavía rehúsa hacer lo que le ha dicho que haga, debiera volver a tiempo fuera.

  1. Alabe la próxima cosa buena que su hijo haga. ¡Céntrese en la próxima cosa positive que su hijo haga y dele un cumplido entusiasta! A veces el dar a su hijo la oportunidad de seguir otra dirección le permite a usted alabarle por hacer algo bien. Si su hijo no hace lo que usted le ha dicho que haga incluso después del tiempo fuera, usted debiera repetir el tiempo fuera. Puede que lleve varias veces antes de que su hijo aprenda que usted quiere decir lo que dice.

Ejemplo de los 5 pasos usados en tiempo fuera:

Su hijo de 3 años da patadas a otros niños. Puesto que esta es una regla familiar, usted no tiene que darle una advertencia. Dígale, “Recuerda nuestra regla de no dar patadas. Tienes que guardar tus pies para ti mismo. Porque no seguiste la regla, tienes que ir a tiempo fuera.” Usted envía su hijo a tiempo fuera. Su hijo estuvo callado durante todo el tiempo fuera, así que después de 3 minutos usted dice, “El tiempo fuera se ha terminado. Recuerda nuestra regla de no dar patadas. Guarda tus pies para ti mismo.” Entonces usted pasa los siguientes minutos tratando de sorprenderle hacienda algo bien para que pueda alabarle. Cuando le vea jugando bien con un amigo, diga, “¡Estás siendo muy bueno compartiendo tus juguetes!”

¿Qué puede usted hacer mientras su hijo está en tiempo fuera?

Trate de hacer lo que haría normalmente cuando su hijo está en tiempo fuera, pero esté lo bastante cerca para saber si su hijo hace algo peligroso o trata de dejar la silla o lugar de tiempo fuera. Nadie debiera prestar ninguna atención al niño mientras está en tiempo fuera. No mire a su hijo, no hable a su hijo, no toque a su hijo. Asegúrese que los hermanos y hermanas de su hijo tampoco le prestan atención durante tiempo fuera.

Poniendo dos niños en tiempo fuera

Cuando dos niños discuten o pelean, saber quién comenzó es menos importante que dar una consecuencia a ambos niños por comportarse mal. Si culpa al niño equivocado, usted se arriesga a castigar al que no tiene culpa. El tomar partido no da a los niños la oportunidad de resolver sus propios problemas. El poner a ambos niños en tiempo fuera es mejor porque usted no tiene que tomar partido, no tiene que darles atención por pelear, y ambos son castigados del mismo modo. Asegúrese que envía a los niños a diferentes sitios de tiempo fuera. Luego siga el procedimiento regular de tiempo fuera con ambos niños.

Poner un juguete en tiempo fuera

Si su hijo está abusando un juguete o luchando con otro niño por el juguete, usted puede considerar poner al juguete en tiempo fuera (y no su hijo). Poner el juguete en tiempo fuera puede usarse si usted no quiere poner a su hijo en tiempo fuera muy a menudo. Es una forma de enseñar a su hijo autocontrol y aún disminuir malos comportamientos sin pasar mucho tiempo en tiempo fuera por su hijo. Para hacer esto, simplemente retire el juguete y póngalo en tiempo fuera. Después de terminar el tiempo fuera, dígale a su hijo por qué el juguete estaba en tiempo fuera y entonces haga que su hijo diga por qué el juguete estaba en tiempo fuera.

Enlaces relacionados

Fuente